Audio en HD

Escuchanos en tu PC

        

 
 

Clima

 

La policía canadiense dijo hoy que dos personas detenidas por planear el "descarrilamiento" de un tren de pasajeros en Toronto recibían apoyo de "elementos de Al Qaeda en Irán".

La policía canadiense añadió que no tienen evidencia de que el ataque estuviese siendo apoyado por ningún Estado.

Los dos detenidos son Chiheb Esseghaier y Raed Jaser, residentes en Montreal y Toronto respectivamente, que están acusados de "conspirar para llevar a cabo un ataque terrorista" contra un tren de pasajeros.

Portavoces de la Policía Montada canadiense dijeron hoy durante una conferencia de prensa celebrada en Toronto que los dos detenidos no son ciudadanos canadienses pero se negaron a revelar la nacionalidad de Esseghaier y Jaser.

La policía canadiense también se negó a revelar el objetivo específico del ataque. Varios medios de comunicación han señalado que los dos detenidos tenían planeado atentar contra el tren que une las ciudades de Toronto y Nueva York (Estados Unidos).

Pero la superintendente Jennifer Strachan, de la Policía Montada canadiense, dijo que no podía facilitar la información pero que el objetivo era "más una ruta que un tren específico".

El superintendente Gatean Courchesne destacó que la trama desarticulada era más peligrosa que la ligada al arresto en 2006 de 18 jóvenes que planeaban varios atentados en el país, porque contaba con el "apoyo de Al Qaeda".

Courchesne dijo que el apoyo consistía en "dirección y guía".

 

La policía canadiense señaló que los dos detenidos estuvieron bajo vigilancia desde agosto de 2012 y que en ningún momento el público estuvo "en peligro inminente".

Los dos acusados comparecerán mañana ante un juez de Toronto.  

La policía canadiense anunció hoy que frustró un atentado terrorista contra un tren de pasajeros en Toronto, el primero "apoyado por Al Qaeda" contra un objetivo en el país, y detuvo a dos extranjeros después de casi nueve meses de investigación.

 

Los dos detenidos son Chiheb Esseghaier, de 30 años, y Raed Jaser, de 35, residentes en Montreal y Toronto respectivamente, que están acusados de "conspirar para efectuar un ataque terrorista" contra un tren de pasajeros.

 

La policía canadiense dijo durante una conferencia de prensa celebrada en Toronto que los dos detenidos no son canadienses, aunque no informó sobre su nacionalidad o las razones por la que Esseghaier y Jaser se encontraban en Canadá.

 

La superintendente Jennifer Strachan, de la Policía Montada canadiense, reveló que los dos detenidos están acusados de conspirar para llevar a cabo un atentado terrorista contra un tren de pasajeros en el área de Toronto, la mayor ciudad canadiense.

 

Sin embargo, Strachan se negó a confirmar informaciones filtradas hoy de que el objetivo era el tren que conecta Toronto con la ciudad estadounidense de Nueva York.

 

Strachan señaló que no podía revelar esa información pero que el objetivo era "más una ruta que un tren específico".

 

Por su parte, el superintendente Gatean Courchesne explicó que el plan era descarrilar un tren y calificó el propósito de la célula terrorista como "muy grave". También dijo que el grupo estaba apoyado y dirigido por la organización terrorista Al Qaeda desde Irán.

 

Según Courchesne, "el público nunca estuvo en peligro" porque los dos sospechosos estuvieron bajo vigilancia desde agosto de 2012, cuando se inició la investigación que ha sido denominada "Proyecto Smooth".

 

Las autoridades canadienses dijeron que los servicios de seguridad e inteligencia del país contaron con la ayuda del FBI estadounidense durante la investigación.

 

Los arrestos se producen una semana después del atentado contra la maratón de Boston, en el que murieron tres personas y más de 200 resultaron heridas, aunque las autoridades canadienses indicaron que los dos detenidos no estaban relacionados con los hermanos chechenos Tsarnaev, los dos sospechosos del ataque.

 

Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, murió el viernes tras un enfrentamiento con la policía estadounidense, mientras que Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, fue arrestado pocas horas después malherido.

 

Los arrestos tampoco parecen estar relacionados con los dos jóvenes canadienses que participaron en el ataque de enero de este año contra la planta de gas argelina de In Amenas.

 

Los dos jóvenes, Xristos Katsiroubas y Ali Medlej, de 22 y 24 años respectivamente, residían en la localidad de London, a unos 200 kilómetros al suroeste de Toronto.

 

Según la policía canadiense, los dos murieron cuando activaron los explosivos que tenían adosados a sus cuerpos y en uno de los casos los restos sólo pudieron ser identificados gracias a pruebas de ADN.

 

La policía canadiense está investigando si un tercer canadiense también murió en el ataque. Un cuarto canadiense, Aaron Yoon, que era compañero de colegio de Katsiroubas y Medlej, está detenido en Mauritania acusado de terrorismo.

 

Aunque el Gobierno rechazó en un primer momento las acusaciones argelinas de que al menos uno de los terroristas de In Amenas era canadiense, los servicios de seguridad de Canadá han advertido en varios ocasiones sobre la radicalización de jóvenes canadienses.

 

La última vez fue en febrero de este año cuando un antiguo alto mando de los servicios secretos canadienses, conocidos por las siglas CSIS, declaró a una comisión parlamentaria que organizaciones terroristas están reclutando a jóvenes canadienses porque su pasaporte les permite cruzar las fronteras sin problemas.

 

Ese parece haber sido el caso de un canadiense que es sospechoso de haber participado en el atentado cometido en Bulgaria en 2012 contra turistas israelíes que costó la vida a siete personas, entre ellas uno de los terroristas.

 

El atentado ha sido atribuido al grupo libanés Hizbulá.

 

En 2006 la policía canadiense detuvo a 18 jóvenes a los que acusó de ser una "célula terrorista nacional inspirada por Al Qaeda" y que había adquirido tres toneladas de nitrato de amonio para atacar objetivos en el sur de la provincia de Ontario.

 

El grupo, que fue infiltrado por los servicios secretos canadienses, planificó una serie de ataques con camiones cargados de fertilizantes contra la Bolsa de Toronto, la sede del servicio secreto canadiense y una instalación militar.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) informó que una vaguada sobre la parte oriental de Cuba y los efectos orográficos seguirán generando aguaceros, tronadas y ráfagas de viento en gran parte del país.

Explica que esos aguaceros estarán concentrados hacia la región suroeste y la zona fronteriza,  extendiéndose al caer la tarde hacia el centro del país y la región Noreste, para luego disminuir después de la medianoche.

Onamet vaticina lluvias para esta semana laborable, ya que en los próximos días la presencia de una vaguada frontal que estará localizada sobre las Bahamas, tendrá influencia sobre el país.

Pronósticos locales 
Hoy el cielo estará nublado con aguaceros, tormentas eléctricas y ráfagas de viento ocasionales sobre las provincias Montecristi, Dajabón, Santiago Rodríguez, María Trinidad Sánchez, Duarte, Samaná, Espaillat, Santiago, Puerto Plata, La Vega, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, Hermanas Mirabal, Monte Plata, Hato Mayor, San Pedro de Macorís, El Seibo, La Romana, La Altagracia, San José de Ocoa, San Juan de la Maguana, Peravia, Azua, Barahona y Elías Piña.   

En el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo  el cielo estará nublado con aguaceros y tronadas aisladas en horas de la tarde y primeras horas de la noche. Las temperaturas máximas estarán entre 31ºC y 33ºC y las mínimas entre 21ºC y 23ºC. 

Al menos nueve personas resultaron heridas al producirse un choque entre un minibús del transporte público y una yipeta,  en la comunidad de Copey, de la provincia de Montecristi.

Los heridos fueron trasladados a centros de salud de Santiago, Dajabón y Montecristi.

Una de las pasajeras del minibús cayó al pavimento sufriendo golpes de consideración, por lo que fue necesario trasladarla al Hospital Regional José María Cabral y Báez de Santiago, donde recibe atenciones.

Entre las personas heridas en el accidente se encuentran Lizandi Cruz Valdez, de 20 años; José Rafael González, de 20;  Solangel Martínez de 27; Jordani Rafael Castro, de 19 y Jorge González, de 45.

El accidente se produjo en kilometro 20 de la carretera Dajabón-Montecristi, en el sector conocido como la Curva de la Camaronera.

Los informes revelan que el conductor de una yipeta Ford Explorer color rojo perdió el control al ponchársele un neumático y se estrelló contra el minibús marca Toyoya placa I007498 que se desplazaba lleno de pasajeros.