Breaking News :

 
 

Audio En HD

Escuchanos en tu PC

        

 
 

Clima

 

Por Venecia Joaquín

La vida se complica, cambia, escasean los recursos; son señales de alerta para que dejemos de complacer grupos y preparemos la nación para manejarse con una estructura de mecanismos prácticos, capaces de rendir mejores frutos; que ayuden a toda la población.

Nunca he estado de acuerdo con un   ministerio de la mujer ni de la juventud; he abogado por un MINISTERIO DE LA FAMILIA; que aglutine a todos, niños, jóvenes, adultos, abuelos, no importa que sea   hombre o mujer; con departamentos especiales para cada uno; como si fuera un hogar con habitaciones, pero unidos por lazos de afectos, de principios, valores, que conduzcan a la misma meta, al progreso, bienestar, a la paz social.

A ninguna sociedad le conviene dividir la familia y menos, sembrar la discriminación, para atender sectores específicos; en naciones en vía de desarrollo como la nuestra, no podemos tener un ministerio exclusivamente para asuntos de la mujer ni de los jóvenes; son un atentado a la integridad familiar. Al atender la mujer, discriminamos al hombre ¿Qué pasa con la igualdad de género? Y al atender los jóvenes, olvidamos los niños y adultos, ¿Qué pasa con la justicia social?

Los ministerios de la mujer y la juventud pueden estar bien intencionados, pero si se analizan a la luz de los valores, costumbres, proyectos y tendencia familiar, los resultados pueden ser desastrosos; envían señales de división que no es conveniente mantener.  Necesitamos un ministerio que arrope la familia:  padre, madre, hijos, abuelos; que facilite su acceso a las políticas sociales, que coordine de manera efectiva sus actividades, rumbo al desarrollo integral de la misma.

Hoy, el país enfrenta serios problemas económicos, sociales, educativos, ¡muy costosos!; la pandemia nos empuja a hacer una reingeniería de toda la estructura. Necesitamos mecanismos que unan más las familias, el pueblo; trabajar en equipo, para salir airosos de los grandes retos; procede una estructura que    facilite la acción; que oriente, eduque en grupo, para ser más útiles a la sociedad, sin gastos excesivos.

Poco a poco, fortaleciendo la educación, quitando antivalores, modificando leyes obsoletas, los  hombres y mujeres, de todas las edades, se incorporaran a la vida productiva  sin tener que establecer ministerios que los separe, más bien que los una ; y desde ahí, juntos, trabajaran por una sociedad más justa, equilibrada y humana; abogaran por  realizar labores en equipo, que enarbole la importancia de la educación, el espíritu de trabajo, el ser personas de bien; tendrán herramientas para combatir los males, vicios, delincuencia; enseñaran a realizar labores conjuntas, abrir centros laborales, que apoye iniciativas privadas.

Los problemas y limitaciones sociales , deben combatirse , facilitando la participación  de hombres y mujeres, de todas las edades;  para que con igualdad de oportunidades, aprendan y se beneficien; de ahí la importancia de un Ministerio de la Familia, una institución abierta, una fuente general, a la que todos tengan acceso, para  recibir orientación y ayuda.

Por Venecia Joaquín FuenteL https://elnuevodiario.com.do/ministerio-de-la-familia-para-todos/

Por Francisco Cabrera Mata 

Fuente: https://elnuevodiario.com.do/la-cedula-de-identidad-en-menores-de-doce-anos-no-es-un-invento-de-la-jce/

Escuchar que una niña será madre, representa  un drama humano en cualquier idioma. Pero conocer que desde temprana edad una persona puede tener un documento de identidad personal con la protección y garantía del Estado, no debe despertar preocupación. Por el contrario, la posibilidad de saber consolidado en un registro los datos personales de un individuo, constituye una señal positiva en el proceso de identificación de las personas.

En el tono usado por la ley que versa sobre el tema, hablar de identidad es referirse al conjunto de rasgos propios de un individuo que lo caracteriza frente a los demás. Entre nosotros, se comprobará mediante la presentación de la correspondiente cédula que ahora regula la ley 15-19, orgánica de régimen electoral[1], ordenamiento que distingue dos categorías de este documento, la cédula de identidad y cédula de identidad y electoral.

Así, los menores de edad que hayan cumplido los doce años, por ejemplo, siguiendo la pauta combinada de los artículos 70.1 y 74, de la mencionada ley, adquieren vocación para ser dotados de cédula de identidad. Esta noción obedece al documento único para la identificación de las personas que contiene los registros de identidad determinados[2].  Pero no habilita al menor de edad para la capacidad legal o poder actuar a nombre propio, ni disminuye la autoridad de los padres sobre sus hijos menores de edad[3].

Para reducir posibles confusiones, la cédula de identidad es de un color distinto a la cédula de identidad y electoral y en ella consigna con caracteres relevantes la leyenda NO VOTA[4]. Estos documentos son mutuamente excluyentes, en consecuencia, una vez emitida la cédula de identidad y electoral, automáticamente queda sustituida la otra. Es evidente, entonces,  que se procura blindar el documento contra usos indebidos o reservados a la cédula de identidad y electoral.

Ambos documentos llevan los rasgos propios que caracterizan a cada persona, así como el  denominado número de identidad[5], lo que reposa en una relación contentiva de todos los datos de las personas que se han inscrito para su obtención y que se llama “archivo maestro de cedulados”. Sin embargo, arrastran la marcada diferencia de que mientras la cédula de identidad es voluntaria y puede ser obtenida a partir de los 12 años, la cédula de identidad y electoral es obligatoria y, de ordinario, para obtenerla se hace necesario haber cumplido diez y ocho años, punto de partida para estimar quién es mayor de edad[6].

Pese a la considerable reducción sobre el mínimo de la edad requerida para acceder a la prerrogativa, la cédula de identidad en menores no es una novedad. En el régimen anterior, reglado por la derogada ley 8-92, tal posibilidad existía a partir de los 16 años. Bajo ese clima, a los fines de la excepción de que hablamos en el párrafo siguiente, la JCE había dictado la Resolución 08/2007, del 7 de noviembre del 2007[7].

Invitamos, pues, a no ver con escepticismo que la JCE haya hecho uso de sus facultades reglamentarias y emitiera la Resolución 74-2020. Con esta decisión inicia la puesta en ejecución de un proceso sobre la expedición de cédulas de identidad a favor de los menores de doce años y, en forma excepcional, habilita la prerrogativa a favor de las niñas madres o en proceso de gestación que no hayan alcanzado la referida edad.

Es que cuando la JCE regula este tema, ejerce una potestad que viene del artículo 212 constitucional, cuyo texto le autoriza a reglamentar sobre asuntos que son de su competencia, mismo que concibe al Registro Civil y la Cédula de Identidad y Electoral, como dependientes de este órgano extra poder[8].  Aún más, tal competencia se maximiza en la ley de régimen electoral, cuando en el párrafo agregado al artículo 74, leemos que la JCE reglamentará la forma en que se emitirán las cédulas de identidad a los menores de doce años.

Luego, al emitir la Resolución 74-2020, la Junta Central Electoral no se ha fabricado atribuciones ni invade competencias ajenas, cumple con una indelegable facultad que en forma de mandato le pauta la ley 15-19. Enhorabuena, paso a paso hemos de descubrir que esta ley no será perfecta, más tiene sus virtudes; igual atención espera la carrera administrativa electoral.

1] Artículo 65, Ley 15-19, Orgánica Sobre régimen Electoral [on line]. Disponible en https://www.poderjudicial.gob.do/documentos/PDF/leyes/LEY_ley_no._15_19.pdf

[2] Artículo 70, ob cit

[3] Resolución 74-20, de fecha 29 de septiembre del 2020  [on line]. Junta Central Electoral. Disponible en file:///D:/Backup%20Autom%C3%A1tico/Downloads/074-2020%20RESOLUCI%C3%93N%20QUE%20DISPONE%20LA%20EXPEDICI%C3%93N%20DE%20C%C3%89DULAS%20A%20MENORES%20DE%20EDAD.pdf

[4] Artículo 73, Ley 15-19, Orgánica Sobre régimen Electoral

[5] Nos referimos a la  identificación numérica asignada de por vida a toda persona, para la integración de sus actos civiles y personales.

[6]  Artículo 488, modificado por la Ley 4999 del 19 de septiembre de 1958; G.O. 8287, Código Civil de la República Dominicana [on line] Disponible en http://tse.gob.do/Docs/Normativas/CodigoCivilDominicano.pdf

[7]  Disponible en https://jce.gob.do/DesktopModules/Bring2mind/DMX/Download.aspx?EntryId=9545&Command=Core_Download&language=es-ES&PortalId=1&TabId=190

[8] Artículo 212, Constitución de la República [on line]. Disponible en https://poderjudicial.gob.do/documentos/PDF/constitucion/Constitucion.pdf  .

Por Francisco Cabrera Mata* (Fuente: https://elnuevodiario.com.do/la-cedula-de-identidad-en-menores-de-doce-anos-no-es-un-invento-de-la-jce/ )

 

Por Francisco Cabrera Mata (Fuente: https://listindiario.com/puntos-de-vista/2020/10/16/639639/impuestos-al-salario-de-navidad)

En el campo de las relaciones privadas de trabajo, el sala­rio de navidad es parte del catálogo de prerrogativas consolidadas que integran las ventajas que el carácter social del Derecho del Trabajo ofrece al trabajador. Siguiendo las pautas de nuestro Código de Trabajo, esta noción res­ponde a la duodécima par­te del salario ordinario de­vengado por el trabajador en el año calendario, cu­yo pago debe tener lugar a más tardar el 20 de diciem­bre del año que corres­ponda. Vale aclarar que, aquellos trabajadores que no hayan laborado el año completo tienen derecho a una parte proporcional, aún se trate de contratos terminados con anteriori­dad e independientemente de la causa de terminación.

 

Debido a que la obliga­ción del empleador no está llamada a superar la suma equivalente a cinco sala­rios mínimos, observando siempre los rasgos propios del orden público laboral, en la etapa embrionaria del Código, cuando el tra­bajador resultaba favoreci­do con una suma superior al referido límite, las auto­ridades de la hoy DGII per­seguían impuestos aplica­dos al importe que estaba por encima de este valor. El debate no se hizo espe­rar, tomó cuerpo con argu­mentos a favor y en contra de la medida.

La práctica oficial preten­día estar sustentada en la re­dacción original del artículo 222 laboral que, si bien ad­vertía que el indicado dere­cho no estaba sujeto al im­puesto sobre la renta y exento de gravamen, embargo, ce­sión o venta, no distinguía entre el monto obligado, cin­co salarios mínimos, y el que obedecía a la consideración extra brindada por el emplea­dor al trabajador, que respon­de al excedente. Ante la au­sencia de respuesta oportuna en sede judicial, intervino la mano del legislador.

Así, fue votada la ley núm. 204-97, del 24 de octubre de 1997, pieza que vino a incor­porar un párrafo al mencio­nado artículo 222 laboral. A partir de esta reforma, el artí­culo 222 laboral, lee: “El sala­rio de Navidad no es suscep­tible de gravamen, embargo, cesión o venta, ni está suje­to al impuesto sobre la renta. Párrafo (agregado por la Ley Nº 204-97, de fecha 24 de oc­tubre de 1997, G.O. 9966 del 31 de octubre de 1997): Esta disposición se aplica aunque el monto pagado sea mayor de los cinco (5) salarios mí­nimos legalmente estableci­dos”.

Como se puede apreciar, en el año 1997, el legislador optimizó el derecho del tra­bajador a recibir libre de im­puestos el salario de navidad, sin hacer reparos en la suma. Luego, retirar esta ventaja equivaldría a una regresión que, aún fuere posible, para su validez constitucional re­queriría de una fuerte carga argumentativa que le sirva de justificación. El principio de progresividad y la cláusula de no retroceso, insertos en el orden de valores y principios que nos rigen desde la Cons­titución, nos animan arribar a tales conclusiones.

Por tanto, la posibilidad de gravar el salario de navi­dad a partir del denominado tope de exclusión que blinda los salarios ordinarios de la invasión tributaria, de lo que se habló en ocasión de que el Gobierno central anuncia­ra las fuentes para sostener el presupuesto general de la nación a poner en ejecución el próximo año, ciertamen­te asumiría deudas que cum­plir ante el orden de valores y principios que gobiernan des­de la Constitución. Si una ac­ción de esa naturaleza no lle­va consigo la argumentación que le sirva de justificación, camina muy próximo de la inconstitucionalidad.

Es que la expresión consti­tucional que nos define como Estado Social y Democrático de Derecho, supone una cláu­sula con valor jurídico vincu­lante, dotado de fuerza sufi­ciente para impedir que las instituciones del Estado o los particulares limiten la reali­zación de los derechos que, como el salario en cuales­quiera de sus manifestacio­nes, tienen un carácter social. En esa línea de pensamien­to, siguiendo un criterio de la Corte Constitucional Colom­biana, nuestro Tribunal Cons­titucional, en fecha 21 de di­ciembre del 2012, al emitir la sentencia TC/0093/12, reco­noció dicho valor jurídico. En ese sentido, enarbola la base del principio de progresivi­dad y la cláusula de no retro­ceso en materia de derechos económicos, sociales y cultu­rales.

Por consiguiente, lo se­ñalado se traduce en una muralla que impide a las instituciones del Estado desmejorar las condicio­nes originalmente preesta­blecidas, salvo razones ri­gurosamente justificadas. Por eso, al margen de que el Gobierno central haya desistido por el momen­to de tal empresa, agregar un gravamen al salario de navidad no estaría libre de cuestionamientos que co­locan su validez en condi­ciones de vulnerabilidad. Prestar la debida atención a un proyecto de esa mag­nitud jurídica y evitar un desafío deliberado a la Constitución, en cualquier época y circunstancia, se­ría un signo positivo de la democracia, al que invita un innegociable apego a la institucionalidad. 

El autor es abogado,
Magister en Derecho del Trabajo y dela Seguridad Social

Fuente: https://listindiario.com/puntos-de-vista/2020/10/16/639639/impuestos-al-salario-de-navidad

 

 

 
Coronavirus en América: todo lo que necesitas saber
Ciudad México
Tomado de EL PAÍS

Los países de Latinoamé­rica, una región don­de el brote global de la covid-19 llegó casi dos meses después de que China confirmara la existencia del nuevo coronavirus (el primer caso positivo se registró en Brasil el 26 de febrero), se encuentran en dis­tintas fases de evolución del con­tagio.

Cada Gobierno ha ido imple­mentando distintas medidas para reducir el impacto del virus en sus sistemas de salud y en sus econo­mías. El flujo de noticias es vertigi­noso, cambia todos los días y pue­de resultar abrumador navegar la información. Por eso decidimos reunir los enlaces a los artículos esenciales que hemos publicado sobre el coronavirus y a las últimas noticias por país, para que puedas encontrar fácilmente lo que bus­cas. El resumen se irá actualizan­do para poder reflejar los cambios en el panorama regional.

Situación por región y por país:

A continuación podrás encontrar una breve síntesis de las principa­les medidas implementadas en los países más afectados del con­tinente, su situación actual y un enlace a las últimas noticias. Para los números de casos positivos y de muertes, se utilizan como refe­rencia los datos en tiempo real del mapa del Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Jo­hns Hopkins, a menos que exista información oficial de último mo­mento suministrada por los Go­biernos.

América del Norte

México. El país ya tiene 623.090 casos positivos y 66.851 falleci­mientos por coronavirus. Está en la lista de 10 países con más muertes por la covid-19. Es el ter­cer país más afectado por la pan­demia en América, después de Estados Unidos y Brasil. El Go­bierno de Andrés Manuel López Obrador no impuso una cuaren­tena obligatoria por temor al im­pacto económico en el país, aun­que sí suspendió las actividades no esenciales y aplicó medidas de aislamiento que finalizaron el 31 de mayo. Para avanzar en el des­confinamiento, México ha puesto en marcha un semáforo de cuatro colores que determinará la inten­sidad de la pandemia en cada Es­tado.

Estados Unidos. Los contagios superaron los 6,2 millones y han fallecido 187.874 personas, Esta­dos Unidos se ha convertido en el epicentro mundial de la pande­mia. El brote comenzó en el país a finales de febrero y el compor­tamiento del presidente Donald Trump fue errático y tardío. En el medio de la crisis, miles de per­sonas han salido a las calles para protestar por la muerte del afro­americano George Floyd a manos de la policía y por el tiroteo a Ja­cob Blake en Kenosha (Wiscon­sin). Trump ha insistido en que EE UU conseguirá la cura antes de fin de año.

Centroamérica

Al principio, los países centro­americanos reaccionaron de ma­nera muy diferente a la pande­mia. Tal vez los dos extremos de esta región hayan sido El Salva­dor y Nicaragua. En marzo, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, decretó la cuarentenan en todo el territorio. Desde enton­ces cientos de personas han sido detenidas y trasladadas a centros de contención por violar las res­tricciones. El país afronta una eta­pa de alto contagio con 26.099 casos positivos y 744 muertos.

El Gobierno de Nicaragua pro­movió desde el principio de la crisis sanitaria eventos y aglo­meraciones públicas, ordenó al personal sanitario no usar indu­mentaria de protección al ini­cio del brote y no ha realizado un muestreo masivo para conocer la dimensión de la covid-19. El pre­sidente Daniel Ortega finalmente anunció algunas medidas de pre­vención. El Gobierno ha reconoci­do que en el país hay 4.668 con­tagios y 141 muertes por covid-19 entre críticas de diversas organi­zaciones por la falta de transpa­rencia de Ortega, que minimizó la epidemia y se ha atrevido a decir que tiene “controlado” al virus.

Panamá es el Estado más afec­tado de la región: 2.063 personas han fallecido y 95.596 están infec­tadas. En Guatemala, 77.040 per­sonas se han contagiado y 2.825 han muerto. En Honduras, se han infectado 63.158 personas y han fallecido 1.954. Costa Rica, que registra 469 fallecidos y suma 45.680 casos positivos, se ha con­vertido en un ejemplo de gestión de la pandemia

Caribe

La emergencia sanitaria declarada por la covid-19 ha golpeado con fuerza a las economías de los paí­ses del Caribe, muy dependientes del turismo. República Dominica­na cuenta ya con 96.629 conta­gios, más que ningún otro país de la región Caribe, y 1.801 falleci­dos a causa del virus. Cuba, donde hay 4.298 contagios y 100 muer­tos, ha flexibilizado las restriccio­nes a pequeñas empresas para es­timular la economía y hasta ahora no ha impuesto una cuarentena estricta, pero no hay clases ni están abiertos los centros de ocio. Pare­ce que la epidemia empieza a estar bajo control en la isla y el desafío ahora está en las grandes colas que se forman en las tiendas debido al desabastecimiento de víveres. Puerto Rico vive en semicuarente­na y suma 34.198 diagnósticos po­sitivos y 448 decesos.

América del Sur

Argentina. El Gobierno decre­tó en marzo un aislamiento social, preventivo y obligatorio. La zona más afectada por la pandemia es Buenos Aires y su región metropo­litana. Los asentamientos informa­les de ese territorio están sufriendo con especial dureza los efectos de la pandemia. Los vuelos comercia­les están prohibidos hasta septiem­bre. El país ha registrado 461.882 casos positivos a la fecha y 9.623 muertes.

Colombia. El Gobierno de Iván Duque cerró sus fronteras maríti­mas, terrestres y fluviales, prohibió el ingreso de extranjeros y nacio­nales que vengan desde el exterior y canceló todos los vuelos interna­cionales. Después de declarar el es­tado de emergencia y tras una puja política con el Gobierno de Bogo­tá, Duque decidió decretar cuaren­tena para toda la población desde el martes 24 de marzo. Aunque el Gobierno puso en marcha en ju­nio una nueva fase de aislamien­to con numerosas excepciones, lo que permite a millones de perso­nas regresar a las calles, las ciuda­des más golpeadas han extendido una cuarentena más estricta. Ade­más, después la cuarentena gene­ral ha llegado el aislamiento espe­cífico en barrios y amplias zonas de Bogotá y Medellín. Colombia tiene actualmente 650.055 casos positivos de la covid-19 y20.886 muertos.

Chile. El Gobierno ha aplicado confinamientos “flexibles y diná­micos” y ha evitado extender la medida a regiones enteras.El pre­sidente Sebastián Piñera ha deci­dido ajustar su Gabinete en plena crisis por el coronavirus en Chi­le. Los cambios en su Gabinete coinciden con las negociaciones con la oposición por un pacto pa­ra superar los efectos económi­cos de la pandemia. El país tiene actualmente 420.434 contagios y 11.551 muertos.

Brasil. Brasil es el país con mayor cantidad de casos confirmados de covid-19 en América Latina y uno de los más afectado del mundo. El gigante sudaméricano superó los 4 millones de infectados y suma 125.502 muertes. El Gobierno del ultraderechista Jair Bolsona­ro decretó el estado de calami­dad pública, pero no ha dictado medidas de confinamiento obli­gatorias en todo el país, aunque sí lo han hecho los gobernado­res de algunos Estados. El Esta­do de São Paulo, el mayor foco de contagio en Brasil, ha iniciado la reactivación gradual de la econo­mía. Bolsonaro ha autorizado dar a los pacientes de coronavirus un fármaco sin aval científico que él y Trump apoyan, la cloroquina.

Venezuela. Nicolás Maduro or­denó la cuarentena total del país al mismo tiempo que Colombia cerraba su frontera. El impacto de la pandemia en el sector petro­lero, el único que todavía susten­ta la precaria economía del país, limita el margen de acción de sus autoridades para hacer fren­te a esta crisis. El confinamiento incluye la suspensión de las acti­vidades laborales, excepto la dis­tribución de alimentos, servicios básicos, transporte y centros de salud, con controles de las Fuer­zas Armadas. Maduro ha asegu­rado que este año habrá eleccio­nes parlamentarias en Venezuela “si lo permite la pandemia”. Has­ta la fecha, el país sudamerica­no registra 50.973 contagiados y 412 muertos.

Perú. El Gobierno peruano fue uno de los primeros en el conti­nente en actuar de manera direc­ta y aplicar medidas para reducir al máximo el impacto de la pan­demia. En algunas regiones del país se mantiene una cuarente­na focalizada especialmente en donde ha habido aumento de ca­sos. Algunos restaurantes han re­abierto para despachar pedidos o entregarlos en el local. El presi­dente peruano ha reconocido que el sistema de salud se encuentra al límite con 676.848 contagios casos positivos y 29.554 muertos.

Ecuador. Al inicio de la pande­mia Ecuador fue en uno de los países más afectados por el brote de la covid-19 en América Latina. Hay 6.674 fallecidos (sin contar a quienes mueren por covid-19 como causa probable) y 117.175 enfermos. La rápida expansión del contagio en el territorio for­zó al país a decretar estado de ex­cepción, imponer toque de queda y suspender el trabajo presencial. Ahora, Ecuador ha reanudado los vuelos comerciales domésticos y retomará los internacionales. En el medio de la crisis, cientos de irregularidades en compras de material médico afectan los tres niveles de la Administración: hay 17 detenidos, entre ellos un ex­presidente.

Uruguay. El Ejecutivo de Luis Lacalle Pou optó por no decla­rar la cuarentena total, pero sus­pendió todas las actividades pú­blicas y las clases presenciales, y exhortó a los ciudadanos a que se quedaran en casa. El país registra 1.653 casos positivos de corona­virus y 45 muertes.

Bolivia. Las autoridades boli­vianas dispusieron el confina­miento general de la población a medidos de marzo y unos días después, el estado de emergen­cia. Se estrechó la prohibición de circulación de vehículos, entre otras medidas. La presidenta in­terina, Jeanine Áñez, movilizó al Ejército y la Policía para controlar el cumplimiento de la cuarentena y amenazó a los infractores con penas de hasta 10 años de cárcel. En el país hay 119.580 enfermos de covid-19 y 5.343 fallecidos.

Paraguay. El país sudamericano detectó el primer caso de corona­virus en su territorio el 7 de mar­zo y pocos días después decretó la cuarentena sanitaria. El presi­dente Mario Abdo Benítez anun­ció el cierre de fronteras a media­dos de marzo, como una de las primeras medidas para evitar la circulación del virus. El mandata­rio ha insistido en que las fronte­ras permanecerán cerradas pese a las peticiones de los comercian­tes de las ciudades limítrofes con Brasil, las más afectadas econó­micamente por tres meses sin in­tercambio fronterizo. Actualmen­te, hay 373 muertos y 19.959 contagiados.,.

 

FUENTE: https://listindiario.com/la-republica/2020/09/13/634962/coronavirus-en-america-todo-lo-que-necesitas-saber

Me Gusta en Twitter

Created by: Twitter on web