Breaking News :

 
 

Audio En HD

Escuchanos en tu PC

        

 
 

Clima

 

Por Venecia Joaquín

La vida se complica, cambia, escasean los recursos; son señales de alerta para que dejemos de complacer grupos y preparemos la nación para manejarse con una estructura de mecanismos prácticos, capaces de rendir mejores frutos; que ayuden a toda la población.

Nunca he estado de acuerdo con un   ministerio de la mujer ni de la juventud; he abogado por un MINISTERIO DE LA FAMILIA; que aglutine a todos, niños, jóvenes, adultos, abuelos, no importa que sea   hombre o mujer; con departamentos especiales para cada uno; como si fuera un hogar con habitaciones, pero unidos por lazos de afectos, de principios, valores, que conduzcan a la misma meta, al progreso, bienestar, a la paz social.

A ninguna sociedad le conviene dividir la familia y menos, sembrar la discriminación, para atender sectores específicos; en naciones en vía de desarrollo como la nuestra, no podemos tener un ministerio exclusivamente para asuntos de la mujer ni de los jóvenes; son un atentado a la integridad familiar. Al atender la mujer, discriminamos al hombre ¿Qué pasa con la igualdad de género? Y al atender los jóvenes, olvidamos los niños y adultos, ¿Qué pasa con la justicia social?

Los ministerios de la mujer y la juventud pueden estar bien intencionados, pero si se analizan a la luz de los valores, costumbres, proyectos y tendencia familiar, los resultados pueden ser desastrosos; envían señales de división que no es conveniente mantener.  Necesitamos un ministerio que arrope la familia:  padre, madre, hijos, abuelos; que facilite su acceso a las políticas sociales, que coordine de manera efectiva sus actividades, rumbo al desarrollo integral de la misma.

Hoy, el país enfrenta serios problemas económicos, sociales, educativos, ¡muy costosos!; la pandemia nos empuja a hacer una reingeniería de toda la estructura. Necesitamos mecanismos que unan más las familias, el pueblo; trabajar en equipo, para salir airosos de los grandes retos; procede una estructura que    facilite la acción; que oriente, eduque en grupo, para ser más útiles a la sociedad, sin gastos excesivos.

Poco a poco, fortaleciendo la educación, quitando antivalores, modificando leyes obsoletas, los  hombres y mujeres, de todas las edades, se incorporaran a la vida productiva  sin tener que establecer ministerios que los separe, más bien que los una ; y desde ahí, juntos, trabajaran por una sociedad más justa, equilibrada y humana; abogaran por  realizar labores en equipo, que enarbole la importancia de la educación, el espíritu de trabajo, el ser personas de bien; tendrán herramientas para combatir los males, vicios, delincuencia; enseñaran a realizar labores conjuntas, abrir centros laborales, que apoye iniciativas privadas.

Los problemas y limitaciones sociales , deben combatirse , facilitando la participación  de hombres y mujeres, de todas las edades;  para que con igualdad de oportunidades, aprendan y se beneficien; de ahí la importancia de un Ministerio de la Familia, una institución abierta, una fuente general, a la que todos tengan acceso, para  recibir orientación y ayuda.

Por Venecia Joaquín FuenteL https://elnuevodiario.com.do/ministerio-de-la-familia-para-todos/

Read 146 times
Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Me Gusta en Twitter

Created by: Twitter on web